miércoles, 11 de enero de 2012

Una (breve) reflexión nostálgica

El trabajo de adaptar el espacio disponible en mi piso desde la situación anterior, con mis bártulos colocados “in extenso”, a la planificación y compartimentación necesarias para ordenar los trastos de Elma y míos en el mismo (y reducido) sitio tiene a veces consecuencias de lo más insospechadas.

Ayer tarde estaba yo rompiendo recibos atrasados, que he decidido (¡hora era ya!), conservar solo los recibos de los últimos cinco años, y no TODOS los que he pagado a lo largo de mi vida, cuando de repente he reparado en el sello de cierta sucursal bancaria estampado en un recibo de Telefónica (De antes de domiciliar todo lo domiciliable y dejarme de hostias). “Banco Español de Crédito – Oficina Universitat” rezaba claramente el texto del sello en tinta azul marino. De pronto, saliendo del abstraído ensimismamiento que me producía la monótona labor, me quedé pensativo. ¿Un Banesto en la Plaza Universitat? ¿Dónde? No recordaba ninguna sucursal de ese banco por allí... Hasta que se hizo al fin la luz en mi atribulado cerebro. Una oficina bancaria donde acudía a pagar recibos de suministros, un Banesto, ¡claro!, muy cerca de mi casa, en la esquina de Gran Vía con Aribau, justo al lado del Colegio San Francisco de Asís... No lo recordaba porque hace años que donde estaba el Banesto hay un Starbucks Coffee.

Miré de nuevo el sello de la desaparecida oficina bancaria, con fecha dos de Febrero de 2002. Diez años. Tiempo suficiente para que un banco se convirtiera en cafetería. Oh tempos, oh mores, que diría el gran Cicerón. Empecé a pensar en cuantas cosas más habrían cambiado en ese tiempo, y por supuesto acabé, como no podía ser de otra manera, pensando en mi vida a lo largo de esos años. En Febrero de 2002 yo aún trabajaba en el CAC (Centro de Atención al Cliente) de Retevisión, la extinta compañía de telecomunicaciones que durante algunos años pareció que podría cambiar el sombrío panorama de ese sector en España, para acabar hundiéndose en un lodazal de mala gestión.

En Febrero de 2002 aún no había empezado a trabajar en el 061, aún no conocía el sector sanitario, ni tenía, la verdad, la menor intención de trabajar en él. Mi vida aún no había experimentado, por tanto, el profundo y radical cambio que el trabajo en Sanidad me ha provocado a todos los niveles. Me despidieron (Nos despidieron a todos) del CAC justamente a finales de ese mes de Febrero de 2002, y tras unos meses en el paro, en Julio de 2002 me incorporé, por pura casualidad, al Centro Coordinador de Urgencias y Emergencias Sanitarias (CCURES) de Catalunya. Pero eso ya es otra historia.

Diez años. Muchos cambios, no todos a mejor. Muchos recuerdos, no todos de color de rosa. Rompí el dichoso recibo con verdaderas ganas, asegurándome de partir por la mitad, y luego nuevamente por la mitad, en pequeños cachos, el sello en tinta que tal avalancha de recuerdos había provocado. El pasado pasado está, mejor, mucho mejor, no removerlo demasiado...

6 comentarios:

Doctora Anchoa dijo...

Cuando te pones a pensar en el pasado y ves que ahora estás mucho mejor, es buena señal ;).

pseudosocióloga dijo...

En esa esquina ¿no estaba una horchatería valenciana?...o de eso¿hace treinta años y yo no me he "enterao"?

Jan Berg dijo...

Pseudosocióloga, la esquina que dices es el chaflán de Gran Vía con Aribau lado montaña, yo digo la esquina de enfrente, lado mar.

La horchatería "La Valenciana" la movieron de sitio hace años y está ahora en Aribau pero más arriba, cerca de la esquina con Diputación.

Joer parezco un guía turístico

Co dijo...

Jan! A veces pasa que por una pavada recordamos cosas pasadas. Y creo que debemos mirar el vaso medio lleno. La vida tiene matices. Momento buenos y malos que nos hacen crecer y ser lo que somos hoy en día. Entonces, más que amargarnos por lo que pasó deberíamos sentirnos felices por haber atravesado los momentos duros con entereza, por haber seguido adelante, construyendo nuestra propia vida!

Te mando un beso enorme!

Willy Fog dijo...

Hay un verso de la canción "I was born under a wandrin' star", conocida por la mayoria de nosotros segurament gracias a Lee Marvin, que dice: "I've never seen a sight that didn't look better looking back", y, no voy a decir como él que siempre, pero en muchas ocasiones es cierto!

Mi casa de juguete dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo. A veces da vértigo mirar atrás.