lunes, 12 de septiembre de 2011

Conclusiones lógicas (Primera parte)

¿Os preguntáis, apreciados lectores invisibles y anónimos, qué es lo que podría pasar si, habiendo bebido unos cuantos tragos largos de varios licores, tomar alguna que otra pastilla de colores, de esas que provocan vívidos sueños lisérgicos, y esnifar poco más de un gramo de cocaína, todo así, a mogollón, mezclado como en una centrifugadora, qué pasaría, digo, si una vez ingerido ese explosivo cocktail de drogas, a un auténtico gilipollas residente en cierta localidad de la costa sur barcelonesa le diera, en vez de acostarse, por ponerse a limpiar y engrasar su fusil de caza submarina?

No sigáis preguntándooslo. No dejéis que la duda os corroa.

Efectivamente, queridos anónimos e invisibles lectores, el gilipollas en cuestión ha acabado con un arpón de acero, de afiladísima punta, clavado en la cabeza.

No podía ser de otra manera...

9 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

¡Que horror!

Lakacerola dijo...

De estos hay muchos por el mundo sueltos. Mejor rogar que nos nos crucemos ese día en su camino.

pseudosocióloga dijo...

Si ha acabado en su cabeza y no en la de otro....espero que no fuera amigo tuyo...porque vaya racha llevas...

PequeñoLins dijo...

Hola...creo que a esto se le llama SELECCIÓN NATURAL DE LAS ESPECIES....
Un abrazo

Andri Alba dijo...

HOSTIA!!!!

Saludos y buena semana.

:)

Onara dijo...

Qué bestia!... la verdad es que no se puede entender...

Espero lo mismo que pseudosocióloga, que no fuera amigo o conocido tuyo porque vaya tela...

Anda, pásate por mi blog, hay una cosita para ti :-)

Besos!!

Misaoshi dijo...

Limpieza de la especie humana. Tiene que pasar.

Diosa Lobezna dijo...

Llámese selección natural, alguien así es normal que acabe muerto, la cabeza no le da para mucho :/

Mi casa de juguete dijo...

Sólo el ser humano es capaz de las mayores absurdeces...