domingo, 17 de julio de 2011

Mi alma está triste hasta la muerte

Esa perla, así tal como suena, me soltó mi madre en medio de una conversación telefónica ayer por la tarde.

Mi alma está triste hasta la muerte.

Toma ya.

Mi madre es la que prohíbe, la que establece reglas, la que impone límites. Mi madre es la que dicta las reglas del juego con las que los demás debemos jugar con ella. Si no se siguen sus reglas, rompe la baraja. Ah, pero eso no quita de que ella deba ser la víctima, la que más sufre, la que peor lo pasa. Tiene narices, por no citar otras partes blandas de la anatomía masculina.

Ya véis que mi madre tiene que ser siempre la guinda en el pastel, la novia en la boda y el muerto en el entierro.

Si no es así, si no la dejas llevar la voz cantante, se encierra en su caparazón de molusco y, sin admitir la realidad que le disgusta, hace ver que esa realidad no existe, que no hay un mundo fuera de su concha.

Bien, pues habrá que visitarla dentro de ese caparazón.

Qué otra cosa puedo hacer, si ya sé que ella no saldrá.

Eso sí, a como dé lugar, la voy a sacar de ahí, a que el viento le airee las ideas, y la luz del sol le haga ver todo más claro, aunque sea a su pesar...

9 comentarios:

Condesa Bathory dijo...

Rompe el círculo vicioso donde se ha metido. Es una carga, siempre lo es.
Ains, hoy no es un buen día para mí para hablar de madres. Estoy saturada. Un beso Jan.

la reina del mambo dijo...

Que difícil que se aireen sus ideas!!!
Un beso

pseudosocióloga dijo...

Tú podrás decirle lo que quieras(como terapia te valdrá)pero ella va a seguir en sus trece y a estas alturas dudo que cambie.

la MaLquEridA dijo...

Uy! tener una madre como la tuya o ser una madre como la tuya si que es una cruz sobre las espaldas, mucha suerte compañero.



Beos.

Fiebre dijo...

Cada vez estoy más convencida de que tu paciencia es directamente proporcional a tu capacidad humana.

Te juro que te leo y me encocoro siempre...

Jan, yo ya estoy para dar cariño a quien me lo de...no para bailar en la cuerda floja sin recibir nada.

Y aún más, lo que respecta a mí me la traería al pairo.

Lo que me rebela ya del todo es el trato a la compañera que has elegido para compartir tu vida...

No me lo tengas en cuenta. Ya sabes que ando rebelde sin causa.

Doctora Anchoa dijo...

No es por desanimarte, pero lo que te propones es dificilísimo; ya sabes lo que dicen, el peor ciego es el que no quiere ver.

Lakacerola dijo...

Estoy con Fiebre, mi carácter es otro. Creo que de tanto que pasaría, acabaría claudicando y tomándome por imposible. La vida son dos días.
Bsos.

Lola dijo...

Huu Jean que difícil lo que te has propuesto..espero, aunque no creo que sea muy posible que lo logres, que tu madre salga a tomar el aire que le hace falta para saber que no todo en la vida es como uno quiere. que hay que respetar las ideas de los demás.
Suerte en esta Odisea.
Besos

Misaoshi dijo...

Madre del amor hermoso. Son muchos años para hacer cambiar una personalidad tan... tan... ¿compacta?

Mucha suerte.